La gastronomía es más que una fuente de inspiración, también es el sostén económico de muchos hondureños. Y es que con el buen sazón, esfuerzo y sacrificio hay quienes deciden emprender en el rubro culinario. Un ejemplo de esto es la motivadora historia de don Genaro y doña Adelina Montero, conocidos por su famoso y rico pan de coco, con el que deleitan a los sampedranos desde hace 19 años.

+ Te recomendamos leer: ¡Desayunos para llevar! Emprendedores conquistan las calles de Tegucigalpa

Gastronomía garífuna “Doña Bella”

Don Genaro y su mamá doña Adelina Montero son de descendencia garífuna, y como en gran parte de su gastronomía llevan como ingrediente principal el coco, no puede faltar ese sazón caribeño en los panecillos que preparan.

La elaboración del pan es un dote transmitido por su mamá, ya que ella le enseñó a preparar los diferentes panes y es por ello que el negocio lleva por nombre “Doña Bella”.  Y es gracias a éste emprendimiento que han podido sostenerse económicamente para salir adelante.

El deleite que ofrece a sus clientes es muy variado; ofreciendo pan de pan, pastel de piña, budines, pan de banano, pastel de leche y la estrella de estas delicias es el pan de coco ya que es el que más le piden y el que más vende.

Disfrutar de un pan de coco recién horneado es una delicia, y aún más con el toque extra que le da don Genaro, una untadita de margarina la cual se derrite en el pan haciéndolo más rico.

Así mismo, la producción de estas delicias comienza desde muy tempranas horas y luego llega a su punto de venta. Alrededor de las 11:00 am don Genaro se ubica en la 2 y 3 avenida a inmediaciones de la Catedral, y se moviliza a las 6:30 pm hacia UNAH-VS ya que los estudiantes también son sus clientes.

VER  Festival Gastronómico Honduras - México

+ Te recomendamos leer: Chef hondureño Roberto Espinal lanza línea de antipastos orgánicos 

El pan más rico de San Pedro Sula

Muchos son los sampedranos que a diario compran los diferentes panecillos que ofrecen, y gracias a todos estos años vendiendo el producto lo han posicionado como referente del mejor pan de coco de la ciudad, por lo tanto si no lo has probado te lo recomendamos.

De la misma manera que este apetitoso pan es bueno, rico y barato, su precio anda entre 10 a 12 lempiras.

Indudablemente que para emprender un negocio se necesita de la mejor actitud y disposición. Así ha sido el caso de estos dos emprendedores, ya que madre e hijo han vendido su exquisitez por años y seguirán ya que el negocio pasa de generación a generación.

¡Muchas felicidades! a don Genaro y doña Adelina Montero por convertirse en un ejemplo de superación para los hondureños.

También te puede interesar

30 min. 4 porciones

Tomate relleno de arroz Almuerzos

Por Chef José Raúl Peralta
15 min. 2 porciones

Ensalada de quinoa y aguacate Complementos, Entradas

Por Chef Miguel Hernández
30 min. 8 porciones

Enchiladas de soya Almuerzos, Cenas

Por Isabella Arévalo

Deja un comentario